sábado, 9 de marzo de 2013

¡¡Una locura de pelotas!!

Se acabaron las Jornadas de Puertas abiertas en mi cole después de que los papis de los futuros enanos que vengan al cole, vean la cantidad de cosas que se hacen con los pequeñines y todos los proyectos de innovación tan interesantes que estamos llevando a cabo! Han sido unas duras semanas de preparación para que todo saliera bien, pero lo hemos vuelto a conseguir, así que... un hurra por todas mis compañeras!!! hurraaaa!!!

Así que hoy lo vamos a celebrar con un  post sobre pelotillas!


Si la verdad es que el nombrecito suena un poquito fuerte, pero es que son una locura!!! Y son pelotas, bolas, balones…  eso sí, de bizcocho.


Por fin utilicé lo que los Reyes Magos me trajeron y tengo que decir que estoy muy muy contenta de tener esto en mi poder!! Es un molde de silicona, pero es grandioso, las pelotillas salen genial y lo mejor de todo, no tienen tanta mantequilla como los cake pops originales, creo que eso es lo que más me gusta de todo.


Hice estas pelotillas de vainilla y algunas las pinche con palito de piruleta y las cubrí con cobertura de chocolate con leche, les puse pequeños anises y a otras florecillas de colores. Y luego preparé otras, pero solo las cubrí hasta la mitad y la puse en una huevera. ¡Mira que me gusta lo de las hueveras! Es tan últil y queda taaaaaan coqueto!!


Receta de las pelotillas:

En realidad podéis coger cualquier receta de bizcocho que os guste, pero bueno, os pongo una por si las mosquis.

Lo primero, precalentar el horno a 180 grados.

75gr de mantequilla a temperatura ambiente o bien, 75ml de aceite de girasol o de oliva suave.
180gr de azúcar
2 huevos M a temperatura ambiente
180gr de harina de trigo
1 cucharadita de levadura  (Royal, la de toda la vida)
80ml de leche semidesnatada a temperatura ambiente.
1chucharadita y media de extracto de vainilla (yo lo uso en crema)

Mezclar los ingredientes por orden y rellenar el molde de silicona. Metemos en el horno durante unos 20-22 minutillos y pinchamos por el agujerito para ver si están hechos (ya sabéis, si sale limpio ¡está hecho!)


Para la cobertura:

En mi caso, como vivo en la prehistoria por no tener microondas (ni falta que hace, por cierto!) derretí el chocolate al baño maría. Primero puse un poco de choco en los palitos, pinche las pelotillas y las metí en la nevera para que se enfriaran.  Más tarde las di un baño de choco, dando unos golpecitos quité el exceso de chocolate.


Dejé enfriar las pelotillas en la nevera y a comerrrr!! y como bien dice un cuento que me encanta En modo catapulta, las vas lanzando directamente a tu boca y como hay que compartir también a la de los demás =). 


 Besines polluelos!!

Y recordad, dudas, comentarios, preguntas... son seáis tímidos y escribidme!!

PD: El cuento se llama "Me gusta el chocolate" de Davide Calì y Evelyn Daviddi de la editorial Kalandraka.


1 comentario:

  1. Que buena pinta tienen!
    ohmycookery.blogspot.com.es/

    saludos!

    ResponderEliminar